header_image
¿Dónde quieres ir?

5 CUC a 200 CUC

Encontramos 0 resultados. ¿Quieres cargar los resultados ahora?
¿Dónde quieres ir?

5 CUC a 200 CUC

encontrados 0 resultados
Resultados de la búsqueda

Santiago de Cuba, qué ver

publicado por admin en 20 de noviembre de 2017
| 0

 

Santiago de Cuba, qué ver?  Sí, no es mala pregunta porque toda Santiago está llena de rincones y rinconcitos maravillosos. Así que surge la gran pregunta… –¿Cuándo vaya a Santiago de Cuba, qué ver? ¿qué cosas debería conocer para captar la grandiosidad de esta ciudad y sus alrededores?-.

Solo te digo que si te quedas unos días en esta ciudad… puede que deje de gustarte La Habana y quieras volver una y otra vez a Santiago. Porque esta ciudad tiene magia, es hechicera, tiene embrujo, es misteriosa, llena de historia, de leyendas, de aromas… Ten cuidado, si te pica el mosquito santiaguero estarás perdido o perdida porque ya no podrás olvidar esta ciudad nunca más!

Pero, para que te pique, tendrás que buscarte la vida, salir a perderte por sus calles, quitarte de encima a los buscavidas y camajanes, descubrir su ritmo, su música, conocer sus gentes, enamorarte… Y yo no soy quien para decirte qué, cómo y con quien debes abordar estas cuestiones. Me limitaré a ofrecerte un espectáculo de sensaciones, paisajes, arquitectura y naturaleza que bien merecerán tu tiempo y que, no sé por qué razón, muchísimos visitantes se van sin saber que visitaron Santiago y se fueron sin haber visto todas estas maravillas.

 

1-castillo-de-san-pedro-de-la-roca1.- Castillo de San Pedro de la Roca

El Castillo de San Pedro de la Roca (también llamado Castillo del Morro), es una impresionante fortaleza militar. Es Patrimonio de la Humanidad desde 1998. Los españoles levantaron esta maravilla en el año 1638 para mejorar la defensa de la bahía y asegurar la protección de sus barcos y bienes frente a piratas y ejércitos hostiles al Imperio. Está considerado el mayor castillo renacentista de América y su estado de conservación es extraordinario. No te hablaré de gobernadores, promotores de la idea, arquitectos italianos, historia militar, ni nada de eso. No es que no sea interesante, es cultura e ilustra. Pero eso lo encuentras en cuanto lo busques. Te hablo, en cambio, de que lleves tu mejor cámara fotográfica al encuentro con sus piedras porque vas a encontrarte con vistas alucinantes, paisajes preciosos, recovecos, pasadizos, puentes levadizos, cañones, un pequeño museo, tragaluces, troneras, rondas, mazmorras… Y si además de agua (imprescindible) y protector solar (recomendable), metes también en la mochila sensibilidad, imaginación y ganas de sorprenderte… Entonces las piedras te hablarán y sus texturas, los contraluces, el encuadre necesario y tu inspiración de fotógrafo puede que logren que te lo pases en grande. Al fin y al cabo, reconozcámoslo: irás a visitar EL MAYOR CASTILLO RENACENTISTA de toda América. Lo suyo es que vayas pronto, aproveches la mañana y luego comas en alguno de los restaurantes y chiringuitos que hay allí.


2-parque-nacional-turquino2.- Parque Nacional Turquino

Es el corazón de la Sierra Maestra y es una excursión apropiada para senderistas, montañeros y fotógrafos con buena forma física. De geografía muy montañosa, aquí te encontrarás con las mayores montañas del país, un clima muy distinto y una gran variedad de flora y fauna que harán las delicias de fotógrafos y amantes de la naturaleza. Profusa flora, muchos reptiles, moluscos y aves difíciles de encontrar fuera del parque.

Te harán mucho hincapié en la importancia de esta zona en la historia de la revolución cubana. Intentarán llenarte la cabeza con las heroicidades de la revolución y sus gestas, correrías y pillerías acaecidas por aquí. Bla, bla, bla. Tú, ni caso. Aquí lo de menos es la revolución. El protagonista de este parque (el único protagonista) es la Naturaleza: 23.208 hectáreas repletas de naturaleza, fauna, flora, paisajes, los picos más altos del país (como el Pico Real (1.974 m.), el Pico Turquino, el Pico Cuba…).

  • Para amantes de los animales: con algo de suerte podrás observar al protagonista mamífero del parque, la Jutía Conga.
  • Para los ornitólogos… solo deciros que aquí viven más de 80 especies de aves.
  • Aviso a botánicos: aquí podréis admirar helechos arborescentes que superan los tres metros de altura y pinares de pinos “Sierra Maestra” (endémicos).
  • Para montañeros: el ascenso a la cumbre del Pico Real es una experiencia emocionante y única que te pondrá en contacto con la naturaleza salvaje de la zona, donde destacan la fauna y las formaciones vegetales (muy bien conservadas).
  • Para fotografía de paisajes: si el tiempo climático está “normal” es frecuente que los picos estén soleados y por debajo de los 1000 metros haya un manto de nubes, nieblas y calinas. Fotografiar esto desde las cumbres es una experiencia fantástica.
  • Para senderistas: en la vertiente norte del parque nacen los ríos Yara, Santana de la Maestra y Arroyo Naranjo. En la vertiente sur, los ríos Tío Pedro, Turquino, La Plata, Jigüe, Palma Mocha y los arroyos de Las Cuevas y Cabreras.

Las visitas al lugar no pueden hacerse de por libre. Se organizan de forma coordinada, con guías oficiales y en pequeños grupos (nunca de más de 20 personas). Hay numerosas reglas que tendrás que respetar (no se puede fumar o hacer ruidos que molesten a la fauna, por ejemplo). Está prohibido arrancar plantas, la tala, la caza y la pesca.

Ojo con las temperaturas. Aquí puede llegar a hacer realmente frío. Infórmate bien antes de hacer la excursión.


3-la-gran-piedra3.- La Gran Piedra

Este espectacular lugar está a 16 Km de Santiago de Cuba, dentro del Parque Baconao. Se trata de un descomunal pedrusco, una roca gigantesca. De hecho es la tercera roca más grande del planeta y es record Guiness por ser la roca de su tamaño a mayor altura (1.234 m. de altitud).

Tiene una escalera de 459 escalones (rodeados por helechos, orquídeas y otras especies de la zona). En la cima de la roca encuentras un mirador natural con una vista panorámica de la costa de inigualable belleza y vistas espléndidas de la Sierra Maestra.

Si te gusta observar la vegetación y la flora, podrás observar hasta 222 variedades de helechos, 352 de orquídeas (de las que 70 son endémicas), eucaliptos, pinos maestrenses, pinos cubenses, cipreses y una gran variedad de frutales. Para los amantes de la fauna, añado que dentro del parque se contabilizan 926 especies, entre las que destacan el Tocororo (ave nacional cubana) y la mariposa Gretacuba (casi invisible por tener sus alas transparentes como el cristal).

A 1200 m de la Gran Piedra tienes que visitar el museo  Cafetal La Isabelica, joya del patrimonio cubano (de hecho es monumento nacional) y testigo excepcional de la presencia colonial franco-haitiana en el Oriente del país, en el siglo XIX.


4-basilica-de-nuestra-senora-del-cobre4.- Basílica de Nuestra Señora del Cobre

Según la historia, Don Francisco Sánchez de Moya, capitán de artillería, recibió (en 1597) el encargo -del rey Felipe II- de defender de las incursiones inglesas las minas de la Sierra del Cobre.  Además se le encargo erigir una iglesia o capilla, lugar donde soldados y mineros pudieran acudir a hacer sus oraciones. Antes de partir a su destino en el Nuevo Mundo, este Capitán mandó tallar en Toledo una réplica de la Virgen de la Caridad, que fue la que llevó a Cuba. Según la leyenda, los “tres Juanes” (Juan Moreno, “el negrito de La Caridad” y los dos hermanos indios Juan y Rodrigo de Hoyos) fueron en una canoa en busca de sal. Cuando salían de Cayo Francés (en la Bahía de Nipe) observaron algo flotando en el mar. Al acercarse vieron con asombro y alegría que se trataba de una imagen de la Virgen María.

El caso es que esta basílica catedral custodia la famosa Virgen, patrona de Cuba. Imagen veneradísima. La basílica se encuentra sobre un cerro con preciosas vistas y es un lugar de peregrinación de católicos y santeros ya que la Virgen del Cobre también representa para los creyentes del sincretismo yoruba a Oshun. Un lugar precioso, además de ser el centro religioso de los cubanos.

Es típico volver de la excursión con diminutas piedras donde brilla el cobre de la mina. Se dice que quienes las llevan consigo, disfrutan de una especial protección contra los males en general.


5-plaza-o-parque-cespedes5.- Plaza o Parque Céspedes

Cuando en Cuba te hablen de éste o aquel “parque”, ten en cuenta que allí reciben este nombre la mayoría de sus antiguas Plazas Mayores de la época colonial. El Parque Céspedes es el alma misma de Santiago, sitio de boleros, trovas y son. Lugar de historia, referencia de visita obligada. En su entorno discurre y a su alrededor discurre la vida de la ciudad, todo el mundo pasa –tarde o temprano- por ahí. Además, está flanqueada por varios de los más emblemáticos edificios de la ciudad (la Catedral, el hotel Casa Granda, el Palacio de Gobierno Municipal y la casa museo del adelantado Diego Velázquez. El Parque Céspedes es lugar de encuentro obligatorio para todos los turistas. Y, una vez allí, también es obligatorio que pases a la terraza del Hotel Casa Grande y te pidas un mojito. Siéntate junto al borde de la terraza, en cualquier mesa desde la que puedas obsrvar la plaza. Es uno de los encantos que hay que probar. El Parque está junto a dos de las más emblemáticas arterias de Santiago: las calles Enramadas y Heredia (por las que te recomiendo dejarte llevar, paseando y admirando el bullicio, los edificios y la vida en general).


6-casa-de-don-diego-velazquez6.- Casa de Don Diego Velázquez

La mansión perteneció al adelantado Diego Velázquez, conquistador español y primer Gobernador de Cuba, fundador de las siete primeras ciudades de la isla. Fue construida entre 1516 y 1530. Pese a haber perdido partes del antiguo solar (ocupó la cuadra entera), la casa se conserva con extraordinaria fidelidad, a pesar de los avatares e incendios que llegó a sufrir a través del tiempo.

Típica casa colonial española, palacio noble, es la casa palacio más antigua de Cuba y una de las primeras del Nuevo Mundo. Presenta elementos arquitectónicos y decorativos de una notable calidad, como el artesanado, las celosías de sus balconadas y los techos de cedro tallado. El último piso eran las habitaciones y la planta baja era la donde Velázquez mantuvo sus oficinas. Conserva patios, mobiliario y enseres y actualmente funciona como un museo. Absolutamente recomendable visitarla, es un viaje en el tiempo muy atractivo.


7-cayo-granma7.- Cayo Granma

Esta preciosa islita, situada dentro de la bahía de Santiago, alberga una pequeña comunidad pesquera. Llaman la atención sus curiosas casas típicamente cubanas (algunas de ellas construidas sobre la misma agua). El punto más elevado de la isla apenas se levanta 9 metros sobre el nivel del mar y el edificio emblemático es la Iglesia de San Rafael, referente arquitectónico del islote, con sus muros blancos.

Si quieres dar un paseo recorriendo su costa, lo conseguirás en menos de 30 minutos.

Sus infraestructuras son muy básicas (pero suficientes) y los turistas son bienvenidos. Hay dos restaurantes en donde podrás probar la gastronomía local (especializada en pescados).

Su cordón umbilical con la ciudad lo pone una vieja lancha, que una vez al día te lleva y te devuelve al caer la tarde traqueteando y dejando en el aire un fuerte olor a petróleo quemado. Nafa más desembarcar impacta la belleza natural de la isla y la precariedad de la vida de sus habitantes. El paisaje y las vistas de la bahía son preciosos.


8-catedral-de-santiago8.- Catedral de Santiago

La Catedral Basílica de Nuestra Señora de la Asunción (o, simplemente, Catedral de Santiago) tiene una larguísima historia de saqueos de piratas, de incendios, de destrucción por terremotos… pero siempre –como el ave Fénix- volvió a resurgir de entre sus propias cenizas. De hecho, esta catedral es la cuarta que se levanta sobre el mismo solar desde que los españoles iniciaran la construcción de la primera (en 1528). Grande, majestuosa, preciosa por fuera y espectacular por dentro.

Probablemente sea (para mí, lo es) la iglesia más hermosa de Cuba. De alguna manera representa el orgullo y tesón del pueblo santiaguero, tenaz, resistente, indómito y terco. Da igual si eres o no eres católico, ateniéndote solo a razones culturales, arquitectónicas y de belleza, merece la pena que la visites. Desde sus terrazas elevadas se disfruta observando el discurrir la vida por la antigua plaza Mayor (Parqué Céspedes en la actualidad).


9-parque-nacional-baconao9.- Parque Nacional Baconao

Este inmenso parque nacional está a unos 20 kilómetros de Santiago. Es una excursión para pasar el día completo porque el parque es enorme y merece la pena aprovechar la excursión. Mucha gente lo conoce por sus espectaculares esculturas en el Valle de la Prehistoria (dinosaurios de todo tipo a escala real y neandertales compitiendo por arrancarte una foto interesante).

Pero el Parque Nacional Baconao es mucho (muchísimo) más que esto. Estamos hablando de una amplia región protegida, con una superficie total de 84.600 hectáreas. En 1987 se declaró Reserva Mundial de la Biosfera por la UNESCO. Es uno de los destinos turísticos más visitado por excursionistas y turistas. Es tan grande que incluso hay playas dentro de sus dominios. Entre lo interesante, cabe destacar:

  • Valle de la Prehistoria. Más de 200 estatuas de tamaño natural (dinosaurios, cromañones,…). Un entretenido paseo por el campo (no esperes a que se acerque el mediodía para hacerlo, el calor te aplastará), seguro que querrás hacerte un montón de fotos divertidas junto a los dinosaurios.
  • Acuario y Delfinario. Un túnel peatonal de 30 metros bajo el nivel del mar te permitirá observar la fauna marina en su propio hábitat, además de delfines y focas en piscinas.
  • Laguna de Baconao. Con 4 km2 de superficie, aquí podrás dar paseos en barca y visitar una reconstrucción de una tribu de los desaparecidos indios Tainos. Si te gusta el marisco, ahí encontrarás un restaurante especializado.
  • Museo del Automóvil. Una colección (en lamentable estado la mayoría) de coches históricos. Sorprendente la calidad de la colección, a pesar de su extraordinaria falta de mantenimiento. Los mejores, los que están bien restaurados, el Estado los mantiene en explotación dando servicio en Santiago como taxis de época. Si te gustan los automóviles americanos de los 40 y 50, no lo dudes y visita esta extraordinaria rareza. Con una propina adecuada, te meterás al guía en el bolsillo incluso podrás sentarte en los mejores modelos y hacerte fotos.

Tiene varios hoteles, restaurantes y bares repartidos estratégicamente para dar cobertura a las necesidades de los visitantes. Una recomendación: cuando vayas, aprovisiónate de abundante agua porque el parque es inmenso y el calor va a darte una buena paliza.


10-cementerio-de-santa-ifigenia10.- Cementerio de Santa Ifigenia

Si, un cementerio. En Cuba hay varios cementerios que reúnen arte funerario de primer orden. Pero dos destacan por encima de todos los demás: la Necrópolis Cristóbal Colón (en La Habana) y el Cementerio de Santa Ifigenia (en Santiago). Inaugurado en 1868, se encuentra al oeste de la ciudad y es tal la calidad de sus enterramientos que ya en 1937 fue declarado monumento nacional. Muchos (y muy importantes para la Historia cubana) son los prohombres que yacen aquí enterrados. Solo te diré que en él descansan los restos de 32 generales de las guerras de independencia de Cuba. El mausoleo más importante es el de José Martí (custodiado por una guardia de honor permanente desde 2002). Desde diciembre del 2016 un nuevo mausoleo ha situado en el mapa el cementerio -el de Fidel Castro- que ha convertido la necrópolis en centro de peregrinaje de fidelistas, simpatizantes de la revolución cubana y curiosos. Entre otros famosos, aquí están enterrados Antonio Maceo, Carlos Manuel de Céspedes, Compay Segundo, Frank País… Sin duda alguna, una visita diferente, un viaje al arte funerario del siglo XIX y XX y un lugar interesantísimo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

$(document).ready(function(){ alert("dsdssd");})