header_image
¿Dónde quieres ir?

5 CUC a 200 CUC

Encontramos 0 resultados. ¿Quieres cargar los resultados ahora?
¿Dónde quieres ir?

5 CUC a 200 CUC

encontrados 0 resultados
Resultados de la búsqueda
publicado por admin en 20 de abril de 2017
| 0

Como moverse en La Habana

Como moverse en La Habana es algo que tienes que saber. Al menos, tener una ligera idea para que puedas aprovechar tus energías y tu tiempo porque una cosa es pasear por el casco colonial (la Habana Vieja) y otra muy diferente es moverte por La Habana en general. Es una ciudad bastante grande. De hecho, con sus 2.150.000 habitantes, es la tercera ciudad del Caribe. De manera que, como comprenderás, lo de ir “caminando” tiene sus límites.

Las tres zonas más populares, en las que se concentran casi todos los puntos de interés, son la Habana Vieja, Centro Habana y Vedado. Moverse a pie entre Habana Vieja y Centro Habana es factible. A pesar de lo cual, el calor tropical hará que por mucho que quieras caminar, llegará un momento en que estarás deseando descansar y moverte en un vehículo que te permita reponerte un poco.

¿Es bueno el transporte público habanero?

Para nada. Al contrario. La primera impresión que te dará es que es caótico pero, en realidad, la cosa no es tan complicada. Basta con pillarle el truco y comprender que no está pensado para turistas, sino para habaneros que llevan toda la vida usándolo y están completamente adaptados.

Una cosa sí está clara: el transporte público en La Habana es extraordinariamente barato (si utilizas el que usan los cubanos) y desproporcionadamente más caro (si utilizas los taxis y carros para turistas).

Otra cosa: cuando tengas dudas, aborda al primero que pase y pregúntale. Al cubano le encanta ayudar al turista y a tí no te conviene  equivocarte o caminar medio perdido por la ciudad.


TRANSPORTES PARA CUBANOS

Aquí te explicaré como moverse en La Habana y todas las opciones que utilizan los habaneros (y que tú también puedes usar). Van a sorprenderte cuando los utilices. Te sorprenderán por su falta de puntualidad, por sus vehículos destartalados, por las colas que esperan en la calle y la falta de comodidad. Pero también te van a sorprender por el precio: cuestan tan poco que te parecerán gratuitos, y porque subirse a estas reliquias es toda una pequeña aventura, cargada de curiosidad y de fascinación.

 

Como moverse en La Habana (guagua)GUAGUAS

La “guagua” es un término propio de las Islas Canarias (España) que quedó fijado al español de Cuba y de otras zonas de Hispanoamérica por la influencia de los inmigrantes canarios en la antigua colonia. En castellano de Castilla equivaldría a “bus” o “autobús”.

Las hay de dos tipos: Buses URBANOS (cuyas líneas van numeradas) y buses METROPOLITANOS (popularmente conocidos como “metrobuses”, cuyo número de línea comienza con la letra “pe”).

Carecen de toda puntualidad, no teniendo en la práctica horario, y su cadencia es inferior a la demanda, de manera que, cuando llegan a las paradas, éstas suelen estar atestadas y hay que espabilarse o no consigues subirte. Las paradas están bien señalizadas, pero los conductores –con frecuencia- tienen la mala costumbre de parar unos metros antes o después, lo que obliga a la cola a salir corriendo en busca del acceso. Y ahí es donde se pierde el orden de cola y se monta el lio, jajaja. Sin faltar al respeto de tal manera que ofendas, tendrás que decidirte, dejar a un lado las formalidades y espabilar o, como ya te he dicho, no vas a lograr subir.

El precio es prácticamente simbólico (acorde con el servicio que recibes): 0,40 MN (0,017 CUC, no llega ni a 2 céntimos).

 

MÁQUINAS

Así es como llaman los habaneros a los taxis compartidos. Siempre son automóviles antiguos (viejos “carros” estadounidenses de los años 40 y 50 del siglo pasado, conocidos en cuba como “almendrones” cuando el uso que se les da no es el de taxi, sino el de transporte particular).

Son vehículos más amplios que los automóviles actuales. AparteComo moverse en La Habana (maquinas) del conductor (“chófer” en Cuba), pueden montarse 2 personas delante y hasta cuatro detrás (aunque normalmente nunca suben más de tres, para evitar el roce con el calor y el sudor ajeno).

Importante un detalle: no te llevan “hasta la puerta de tu casa”. Funcionan dentro de rutas preestablecidas. Salen desde la parada (“piquera”) de inicio y terminan en la de llegada. Van y vienen siempre haciendo la misma ruta. Tú puedes subirte y bajarte donde sea que los encuentres, pero ellos no se desvían. Simplemente “te acercan”.

La manera de tomarlos es situándote en una avenida principal, en el bordillo de la acera, y levantar la mano cada vez que veas acercarse una máquina. Tarde o temprano pasará alguna que no vaya llena y parará junto a ti. Te agachas y le dices al chofer, por la ventanilla del copiloto, a dónde quieres ir. Jajajaja, antes habrás tenido que preguntar a los cubanos qué máquina te interesa y cuando lo sepas, bastará con que le des el nombre del “final de recorrido”. Si la máquina está haciendo esa ruta, el chofer te dirá que subas, en caso contrario… arrancará y seguirá con su recorrido.

Ya dentro, puedes avisar de que no conoces la ciudad y de que te pare lo más próximo a tu destino real. El conductor lo tendrá en cuenta y te avisará cuando, más o menos, pase cerca del sitio.

Es una experiencia divertida: coches de 4.000 kilos, con 60 años, malos frenos y peores luces. Toda una aventura. Eso sí: la radio con toma USB funcionará siempre, a mayor volumen del que te gustaría y sonando reguetón la mayor parte de las veces.

Una vez te hayas subido, no esperes al final de tu trayecto para pagar, eso les hace perder tiempo y no les gusta. Paga antes de llegar. El precio de un viaje (independientemente de si estás montado poco o mucho, es de 10 MN (unos 40 céntimos de CUC). Los que van desde Miramar hasta el Capitolio, son más caros (el recorrido es mucho más largo y lo vale). Estos te van a costar 20 MN (aproximadamente 80 céntimos de CUC).

 

Como moverse en La Habana (ferry)FERRYS

Se toman en el puerto viejo de La Habana, junto a la Iglesia Ortodoxa Rusa (por cierto, precioso edificio). Son perfectos para cruzar el puerto en dirección a Regla o a Casablanca.

El viaje –si eres cubano- cuesta baratísimo: 1 MN
Si eres turista extranjero: 1 CUC
Si eres turista y te callas la boca para pasar desapercibido…: 1 MN (jajajaja! hay que poner en marcha la picaresca!)

 

 

 


TRANSPORTES PARA TURISTAS

Si los anteriores medios, siendo típicamente cubanos, puedes usarlos libremente, en las siguientes alternativas te explicaré como moverse en La Habana usando transporte especial. Te darás cuenta que son de uso casi exclusivo para turistas por el mero hecho de que sus precios escapan del poder adquisitivo del cubano medio.

 

Como moverse en La Habana (taxi)TAXI DEL ESTADO

Nos estamos refiriendo al taxi en el sentido más clásico de la palabra (no a las “máquinas”, de las que ya hemos hablado antes). Los taxis oficiales (“taxis del estado” los llaman) son de color amarillo, disponen de taxímetro y –lógicamente- tienen la licencia oficial para ejercer el oficio. Lo del taxímetro es –con muchísima frecuencia- más bien un artilugio decorativo que un aparato que calcula el precio de la carrera. La inmensa mayoría de los taxistas prefieren negociar un precio cerrado antes de comenzar el recorrido.

La verdad es que son caros y se pagan en CUC. Una carrera cortita puede costar entre 5 CUC y 10 CUC. Una larga como –por ejemplo- ir al aeropuerto José Martí suele costar 25 CUC. Si hay que esperar a que llegue un vuelo en el que llega un cliente, es costumbre que añadan un recargo por la espera. En este caso, la cosa se pone en 30 CUC.

Si exiges que te lleven con el taxímetro conectado, debes saber que la tarifa es ésta (precios del 2015, ignoro si han subido):

  • Bajada de bandera: 1 CUC
  • Cada kilómetro recorrido: 1 CUC

 

Como moverse en La Habana (taxi pirata)TAXI PIRATA

Se trata de un particular que ejerce de taxi “sin licencia”. En estos casos, el turista y el taxista acostumbran a pactar que si les para una patrulla de policía ambos dirán que son amigos y que el dueño del auto está acercando a tal o cual sitio al turista sin cobrarle nada, “por amistad” pura y dura.

Este tipo de vehículos pueden ser viejos utilitarios de la época soviética (Lada o Moskvitch) o algún coche más moderno (Peugeot, WolksWagen, Fiat…). Pero la inmensa mayoría siguen siendo los “almendrones” (automóviles de los años 40 y 50 de origen estadounidense: Chevrolet, Cadillac, Pontiac, DeSoto, Oldsmobile, Buick…). Por supuesto que también podemos subirnos en alguna rareza (como los Mercedes Benz alemanes, o los GAZ, Volga o ZIL soviéticos). A todos les une algo común: se mantienen funcionando a costa de canibalizar las piezas de desguace de otros vehículos. Puedes encontrar un viejo Ford, con motor Mercedes, frenos Peugeot, volante Seat, neumáticos sin marca, carburador de Volga, bujías de segunda mano y dirección de Toyota. Jejejeje, auténtico!

A estos taxistas se les paga antes de llegar al destino, por si acaso da la mala suerte de que en el momento de apearte llega la policía (así nunca se puede demostrar que te llevaron “por dinero”).

Hay que pactar antes el importe del viaje. A mí me han llegado a llevar al aeropuerto por 10 CUC (baratísimo, pero ilegal).

 

Como moverse en La Habana (bicitaxi)BICITAXIS

Es una opción válida para recorridos cortos por Habana Vieja, Centro Habana y poco más. Ten en cuenta que un tipo se pone a dar pedales a su triciclo y detrás puede que lleve a dos adultos sentados bajo un toldo. El hombre verás que, según transcurre la carrera, comienza a sudar tanto por el esfuerzo que te entran ganas de bajarte y ponerte a empujar.

 

El cubano suele usarlo para que le lleven a casa una pequeña carga pesada (sacos de cemento, por ejemplo). El turista lo utiliza para desplazarse en pequeños recorridos e ir disfrutando de la vida de las calles. Si no pactas antes de montar… pueden intentar cobrarte como un taxi, ten cuidado y deja claro (antes de sentarte) si te parece correcto lo que el conductor te pida.

Un viaje puede costar entre 2 CUC y 5 CUC (depende de si hay que llevarte cerca o no tan cerca). Que no te engañe, el precio no es por persona, sino por la carrera.

 

Como moverse en La Habana (cocotaxi)COCOTAXIS

Son motos de tres ruedas (triciclos con motor) con una carrocería pintada de amarillo cuya forma recuerda la de un huevo o un coco (de ahí el nombre).

Rápidos, extremadamente “bien ventilados”, y ruidosos.

La verdad es que resulta muy divertido desplazarse en los cocotaxis. Aunque es inevitable tener la sensación de que vas a volcar en las curvas y los coches pasan tan cerca que a veces no queda claro si vas a llegar entero al destino, jajajaja!

En circulación desde finales de los años 90, este tipo de vehículos (pintados de color amarillo) se encuentran disponibles sólo para el turismo y, por tal motivo, deberás pagar su tarifa en CUC.

IMPORTANTE: antes de subirte y emprender el viaje, explicar al conductor hasta donde deseas llegar y pregunta el precio. Si te parece caro y no estás de acuerdo, intenta negociar. Si a pesar del regateo, te sigue pareciendo caro, dile al conductor que no te interesa (educadamente) y sigue tu camino. Otro cocotaxi se cruzará pronto en tu camino y podrás probar a ver si consigues mejor precio.

Recuerda: es muy importante que sepas cuanto querrán cobrarte porque muchas veces los cocotaxis pueden llegar a ser más caros que los taxis de verdad. ¿Por qué? ¿por la experiencia? ¿por lo pintoresco?… Yo creo que es, simplemente, porque ellos tienden a suponer que al turista no le importará “pagar la novatada”.

CLÁSICOS

Son igual que las máquinas y que los almendrones: coches americanos de los años 50 (aunque puede encontrarse alguna rareza europea, especialmente Mercedes Benz y algún Jaguar de aquellos mismos años).

Entonces… ¿por qué llamarles clásicos si ya tenemos máquinas y almendrones? Como moverse en La Habana (carro clasico)Jejeje, porque no es lo mismo viejo que antiguo, ¿verdad? Lo viejo se tira al vertedero, lo antiguo se colecciona, se mima y se valora. Pues tampoco es lo mismo una máquina o un almendrón que uno de éstos preciosos clásicos.

El clásico es el coche antiguo, bien cuidado, limpio, restaurado y mimado. Su aspecto es estupendo (aunque por dentro lleve un motor de Toyota). En muchos casos, hablamos de verdaderos buques de asfalto: coches de casi cinco metros de longitud (como los Oldsmobile del 58, o los Cadillac del mismo año), enormes, amplios, convertibles (descapotables). Lujo con pátina de añejo, jejeje!

Estos coches son joyas sobre ruedas y no hacen servicios propios de un taxi. Se contratan para llevar a las novias al altar, eventos y fiestas y –sobre todo- para llevar turistas a dar paseos y a hacerse la foto junto al vehículo, o sentados ante el volante poniendo cara y actitud de “mira que pedazo de carro estoy manejando”. Donde vas a verlos más fácilmente es entre el Capitolio y el Hotel Inglaterra y por el Malecón. Pero si paseas entre Habana Vieja y Centro Habana, no te hará mucha falta buscarlos, ellos te encontrarán a ti. Jejejeje!

Contratarlos para un paseo (4 personas, máximo 5) te costará entre 25 CUC (barato) y 35 CUC (no tan barato). El recorrido acostumbra a durar una hora.

 

Como moverse en La Habana (coche de caballos)COCHE DE CABALLOS

Por la zona del Hotel Sevilla y junto al Castillo de la Real Fuerza se les encuentra sin dificultad.

Los cocheros te dirán que si subes a su coche lo tiene equipado con aire resoplado (imagino que lo dicen por el aliento del caballo).

Evidentemente, el encanto de montarse en un carruaje y pasear por toda La Habana despacito, tomando fotos y disfrutando de la vista desde arriba, bien merece la pena el coste. Total, un día es un día.

Las rutas tienen flechibilidad y se pueden negociar, pero suelen acostumbran a hacer un recorrido colonial, en el que se visita el puerto de La Habana, los restos de la Muralla, la estación de Ferrocarriles, la casa natal de José Martí, el Capitolio Nacional y el antiguo Palacio Presidencial. El paseo por el Malecón es uno de los más demandados y de mayor éxito.

Los viajes acostumbran a ser de una hora y media y cuestan 25 CUC.

Es un paseo francamente agradable.

 

 Como moverse en La Habana (autobus turistico)AUTOBÚS TURÍSTICO

Se trata de autobuses de dos plantas. La particularidad es que la planta de arriba no tiene techo (es panorámica y perfecta para ir fotografiando La Habana o simplemente admirando edificios y paisajes).

Hay tres rutas. La más demandada es la que discurre por el centro de la ciudad, pasando por todos los sitios de interés del casco histórico.

Pero hay otras dos rutas que permiten llegar a zonas más alejadas, una llega hasta las Playas del Este y la otra recorre todo el barrio Playa, hasta llegar a la Marina Hemingway.

 

RUTAS Y PARADAS

T1. Ruta Alameda de Paula – Plaza de la Revolución José Martí (ruta principal)
Distancia: 23 Kilómetros viaje en redondo.
Paradas:

  • Castillo de la Real Fuerza
  • Hotel Sevilla
  • Parque Central
  • Hotel Presidente
  • Plaza de la Revolución
  • Museo Napoleónico y Universidad de La Habana
  • Hotel Habana Libre
  • Casa de las Américas y Ministerio de Relaciones Exteriores
  • Prado y San Lázaro
  • Capitolio Nacional y Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente
  • Restaurante Floridita
  • Bar Cabaña
  • Edificio de la Marina
  • Alameda de Paula

T2. Ruta Marina Hemingway – Plaza de la Revolución José Martí (ruta secundaria)
Distancia: 40 kilómetros viaje en redondo.
Paradas:

  • Restaurante La Ferminia
  • Centro Comercial Náutico
  • Restaurante La Cecilia
  • Miramar Trade Center
  • Acuarium Nacional
  • 1ra y 28 Maqueta de La Habana
  • 1ra y 18 Restaurante Don Cangrejo
  • Clínica Internacional Cira García
  • Calle 23 y Ave 47 oeste del puente sobre el Río Almendares
  • Cementerio de Colón
  • Plaza de la Revolución.

En el retorno a la Marina Hemingway se realizan las mismas paradas.

T3. Ruta Parque Central – Playa de Santa María del Mar (ruta secundaria)
Distancia: 65 kilómetros viaje redondo.
Paradas:

  • Salida del Túnel hacia Playas del Este
  • Hospital Naval
  • Villa Panamericana
  • Alamar
  • Villa Bacuranao
  • Taramar, frente a la Marina Tarará
  • Villa Mégano
  • Hotel Tropicoco
  • Hotel Blau Arenal, antiguo Itabo.

En el retorno al Parque Central se realizan las mismas paradas.

Cuestan 10 CUC (la ruta T1) y 5 CUC (las rutas T2 y T3) y guardando el billete puedes subirte y bajarte al autobús cuantas veces quieras en el mismo día.

 

Como moverse en La Habana (bicicleta)BICICLETAS

En muchos hoteles de La Habana se pueden alquilar bicicletas.

El coste es de 15 CUC x día.

El problema es que en La Habana no puedes dejar una bicicleta sola en la calle porque es probable que desaparezca rápidamente. De modo que, o bien no te separas de ella, o la dejas en zonas de aparcamiento vigilado.

Cada vez que aparques la bicicleta en un aparcamiento vigilado, deberás pagar 1 CUC (da igual si está mucho o poco rato, el precio no cambia).

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

$(document).ready(function(){ alert("dsdssd");})