header_image
¿Dónde quieres ir?

5 CUC a 200 CUC

Encontramos 0 resultados. ¿Quieres cargar los resultados ahora?
¿Dónde quieres ir?

5 CUC a 200 CUC

encontrados 0 resultados
Resultados de la búsqueda
publicado por admin en 16 de abril de 2017
| 0

WiFi en Cuba

WiFi en Cuba: acceso a Internet en Cuba ¿libre o de pago?

En Cuba el acceso abierto a internet no existe. Dispositivos móviles, ordenadores portátiles, tabletas… da igual el dispositivo: no se ofrece el servicio libre y gratuito a Internet en ningún punto de Cuba, en ninguno.

WiFi en CubaAunque parezca asombroso, no solo no hay WiFi en Cuba (nos referimos a wifi en abierto, libre y gratis). Tampoco hay Internet en los hogares cubanos. Salvo algunos altos cargos, investigadores, periodistas y algún que otro oficio, en general los cubanos no tienen internet en sus casas. Los que sí disponen libremente de Internet son los extranjeros residentes en Cuba, las sedes de embajadas y consulados, y las oficinas y sedes de empresas extranjeras con representación en Cuba. Carísimo, pero lo tienen.

Esto está cambiando (poco a poco, muuuuy poco a poco) y se están haciendo las inversiones necesarias para dar este servicio a la población en general, aunque las cosas se alargan con indolente complacencia. No hay prisa (y, probablemente, tampoco haya recursos económicos para financiarlo en condiciones).

Al WiFi en Cuba se accede mediante la compra anticipada de minutos de navegación. Todos -cubanos y turistas- tienen que proveerse forzosamente de las tarjetas “Nauta”. Estas tarjetas las vende la empresa estatal de telecomunicaciones (Etecsa) y también suelen encontrarse en la recepción de los hoteles (con frecuencia más caras). En Etecsa (desde enero 2017) cuestan 1,50 CUC y son de 1 hora de navegación. Aunque el servicio es tan lento que puedes calcular un uso real de 20 minutos (o menos). La tarjeta tiene una numeración, la cual se asocia al número de pasaporte o carnet de identidad del comprador. Para conectarse, es necesario introducir en el programa una larga serie de números y claves. Son cosas que chocan, pero no debe olvidarse que Cuba es Cuba.

Una vez tienes la tarjeta, para poder usarla hay que entrar en una zona WiFi (las plazas centrales suelen serlo), buscar un rinconcito, banco público o escalón apropiado, sentarse… y armarse de paciencia contemplando cómo se van pasando los minutos mientras tu dispositivo intenta descargar las pantallas y las páginas de los navegadores, de Facebook, etc. Al final, se te pasa la hora y apenas te ha dado tiempo a nada. ¡Es lo que hay!

Por supuesto, también puedes conectarte usando el fabulosamente caro roaming (para Cuba se aplican las tarifas máximas. Y cuando digo máximas, quiero decir absolutamente máximas).

Procura no necesitar una tarjeta en domingo. Los revendedores pueden pedirte hasta 5 CUC por la tarjetita. Sé previsor y ten siempre una o dos tarjetas Nauta extras.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

$(document).ready(function(){ alert("dsdssd");})